2 de julio de 2012

El fútbol escuela de fascismo







Las celebraciones de victorias futboleras cortan las calles, las plazas, rompen el silencio con gritos, insultos, canticos cacofónicos y cláxones, petardos. Nos joden la vista con banderas de naciones ingratas, y se roban la realidad durante un tiempo, permitido por las autoridades sumisas, para proclaas neonazis.

El futbol manda, ordena y los demás obedecemos como siervos de un señor implacable: El fascismo.
D.

http://www.naciodigital.cat/galeria/1324

1 comentarios:

Edelweiss dijo...

Uf...daña la vista. En Valladolid también tuvimos que soportar toda esa mierda...

Publicar un comentario