26 de diciembre de 2012

El campo frío y el país fofito: basta de payasadas.

Fofo, blandengue, de Fofito. Ese es el adjetivo que corresponde al famoso anuncio de Campofrío. El conflicto en curso se disfraza de consenso blandengue, fagocitando para la promoción corporativa a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca o a los Iaioflautas, figurantes a la fuerza del susodicho spot. La marca España resurge gracias al CV colectivo que mecanografía un clown rescatado de los tiempos de la transición. Una metáfora de fondo, del gobernante necesario, encubierta por las del anuncio y que denuncia lo existente: el desgobierno que ya solo es mando; una política económica de guerra de clases; el disciplinamiento de los de abajo con paro, palos, multas y deshaucios.

Realizado por Iciar Bollaín, supuesta simpatizante del 15M, el anuncio encaja con aquella campaña "Esto lo arreglamos entre todos". "Iniciativa que contó con el apoyo de 18 grandes empresas y el soporte ideológico de un economista ortodoxo como Guillermo de la Dehesa, presidente del Centre For Economic Research y presente en numerosos consejos de administración, incluyendo el de Campofrío Food Group. Aunque el objetivo del anuncio de Bollaín es el de vender una marca empresarial, esta pretende arroparse en otra marca, la marca España. De la confianza en ésta depende nuestra propia autoestima y el éxito de la empresa. "La confianza es el elemento clave del funcionamiento de una sociedad y de una economía", escribía De la Dehesa en El País en abril de 2010, reivindicando la primera campaña y los animal spirits de Keynes. Poco antes, el mismo economista había reclamado que "prime el consenso frente a las ideologías". Las ajenas, se entiende. No era el único. En la misma época el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero proponía un discurso similar y basaba su política económica en la escurridiza confianza de los inversores.", según cuenta Quilombo.

Añade Quilombo: "el payaso Fofó y otros comediantes tratan de levantar el ánimo de los españoles reivindicando aspectos positivos de España e ironizando sobre otros, como la emigración de los jóvenes o la cantidad de aeropuertos que "tenemos". El anuncio se complementa con la promoción del lema "El currículum de todos" en internet y la promesa de donar un euro a Cruz Roja Española por cada comentario que se deje en Twitter, Facebook o Instagram. Todos estos elementos hacen de esta campaña uno de los productos propagandísticos que mejor sintetiza la visión de la realidad que el establishment corporativo español quiere vendernos desde el inicio de esta crisis económica y constitucional. Uno que asume además las críticas de la indignación popular, pero para neutralizarla".

Para combatir el consenso fofo basta recordar, concluye Quilombo "que lo que pretenden vendernos es justamente lo que nos están quitando". Y añade:
"Podríamos por tanto responder lo siguiente:
"Acusamos recepción de su currículum nacional-corporativo. Agradecemos su interés por nuestro estado de ánimo, por los movimientos y por el proceso constituyente. Le informamos que, finalmente, su candidatura no ha sido seleccionada para construir una democracia real, aunque guardaremos su historial en nuestra memoria para evitar cometer los mismos errores."

No os perdáis otras autopsias de esta campaña publicitaria y de Campofrío, como empresa, recopilados por Nodo50.
- La España de Campofrío nos hundirá en la miseria. Por Íñigo Sáenz de Ugarte en eldiario.es.
- El caso Campofrío muestra que incluso una campaña que arrasa puede darse la vuelta en comunicación 2.0. En Radiocable.
- El auténtico currículum de Campofrío. En Tuitformación.
- El Curriculum de Campofrío (2ª parte) ¿Cuanto llevan recaudado en realidad?. En Tuitformación.
- El opaco negocio de la PAC -Política Agraria Comunitaria- en España. En Crónica Popular. Campofrío es uno de los grandes beneficiados por la PAC.
- Soja, vuelta y vuelta. En Alainet. De como Campofrío vende patata y soja a precio de carne.

Y aquí está el contracampo que hace unos días ofrecía Kez en su blog Palabra de pez abisal. Al estilo de Chrismarker, un cineasta francés fallecido el pasado julio, cosecha del 68 francés. Desnuda la mirada. Contempla el frío campo de batalla al que Bollaín y Campofrío intentan poner paños calientes. Basta de payasadas:






5 comentarios:

VSB dijo...

Otra distopía antipublicitaria, el Cuento de Navidad de M. Castells de este sábado:
http://propolis-colmena.blogspot.com.es/2012/12/campo-frio-y-el-pais-fofito-basta-de.html

Kez dijo...

Qué país! Bollain ha querido emular a Berlanga y se ha topado con Marker. Gora Godard!

VSB dijo...

¡Gora!

Edi el pescadero dijo...

Muy certero el dardo, VSB. De hecho, he leído "Bollaín" y he recordado... esta chica tiene su propio CV. Os remito un post en ProPolis de enero de 2011, cuando la directora hizo otro "ejercicio de denuncia social" mientras se adhería a la propiedad intelectual para mantener su estatus.

http://propolis-colmena.blogspot.com.es/2011/01/estimados-iciar-bollain-y-paul-laverty.html

Tina Paterson dijo...

Lo peorcito del año, y ya es decir
D.

Publicar un comentario