15 de enero de 2013

Aaron Swartz: la luz que ilumina Internet


Una necrológica de Kay Levin Ohlenschläger (un alumno de este curso). Mañana le rendimos a Aaron un homenaje en el CCCD. "Pensamientos a fuego lento" con Mayo Fuster en el CCDD). Brindaremos, compartiremos comida y palabras en su memoria, celebrando el presente que nos rega. "Presente", también en su significado galego-portugués: ofrenda, ¿cuál? Internet.
El nombre de Aaron Swartz no tenía por qué sonarnos, pero sí sus logros.
Murió en Nueva York este viernes, 11 de enero, a los 26 años. Y todo, lo único que hizo, fue trabajar para que internet sirviera como herramienta para empoderar e informar a los ciudadanos. Su vida deja un mensaje que es conveniente recordar, sobre todo si existe la vocación para desarrollarse como ciudadano o como periodista.

Esta mente brillante colaboró ya a los 14 años, en el 2000, en la creación del RSS (Really Simple Syndication), que cambió la forma en que se consumen noticias: las websites podían difundir información actualizada a sus usuarios directamente, sin necesidad de navegador.
Este genio de la red fue co-fundador, en 2006, de Reddit: la exitosa red social en la que los internautas generan el contenido creando, compartiendo y comentando enlaces o información, y que contribuyó al apogeo de este tipo de interacción entre usuarios en internet. También co-diseñó el formato Markdown, el modelo actual de escritura en HTML (para páginas web).
Ayudó a desarrollar el proyecto Open Library, cuya función es crear, a través de la colaboración y el acceso libre de los navegantes, una gran biblioteca virtual donde almacenar y compartir todos los libros publicados por bibliotecas físicas y editoriales.
Creó la licencia Creative Commons, con 16 años, junto a Lawrence Lessig, que en contraposición al Copyright permite al autor compartir su información, de forma gratuita, para su libre conocimiento y uso desinteresado.
Internet en el siglo XXI no se entiende sin Aaron Swartz, igual que en el siglo XX no se entendía sin Tim Berners-Lee, uno de los fundadores de la web y con el que trabajaba por mejorarla como un servicio para el conocimiento humano y la libertad de información, orientado al bien común y a la conciencia ciudadana. 
Pero lo más importante no fue lo que hizo, sino cómo lo hizo. Este joven superdotado, activista por los derechos humanos, defendía la cultura libre, de código abierto, sin barreras, porque ¿cómo entender una democracia sin una cultura compartida? Su compromiso con ese espíritu hacker le llevó a desbloquear, en una noche de septiembre de 2010, más de 4,8 millones de artículos científicos que el prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT) almacenaba en sus servidores (JSTOR).
Esta acción provocó una investigación del FBI y la consecuente denuncia del fiscal general del Estado, que le acusó en 2011 de “delitos contra el copyright”, con cargos por 35 años de cárcel y un millón de dólares de multa (los mismos que el terrorismo).
También descargó y divulgó 18 millones de páginas de Pacer, una web que vende acceso a informaciones judiciales, en 2008.

Su actividad por la libertad de información y de la red no se quedó ahí: trabajó para la Wikipedia, fue autor de tor2web, que permite mantener el anonimato al navegar por internet, y fundó la organización Demand Progress para paralizar las leyes SOPA y PIPA del Congreso de Estados Unidos (que establecían un control de internet por la “protección de la propiedad intelectual”), movilizando a más de un millón de activistas y liderando la campaña que apagó varias páginas web durante 24 horas. Con esa protesta, apoyada por organizaciones como Google, Facebook, Wikipedia y Human Rights Watch, consiguió derribar ambos proyectos de ley, manteniendo la libertad de internet.
Su contribución a la sociedad es innegable, y tendrá todavía más consecuencias positivas. El viernes, este chico de 26 años se suicidó. La familia expresó que, aparte de su depresión personal, su muerte “es producto de un sistema judicial plagado de extralimitaciones en intimidación y persecución”, y solicitó la dimisión del fiscal general “por haber contribuido directamente a su muerte”.

Tras su fallecimiento, el colectivo hacker Anonymous tumbó las páginas web del MIT y el Departamento de Justicia del Estado. Además, destacados científicos e investigadores le rinden homenaje desde entonces compartiendo en Twitter artículos de investigación con copyright bajo el hashtag #pdftribute.

Es una gran pérdida para esta generación. Una persona brillante, una inspiración para todos aquellos que entienden que solo una sociedad libre y bien informada podrá desarrollarse en términos humanos y democráticos.
Quizás no le conozcáis por su nombre, pero no le olvidéis, ni lo que hizo porque este mundo fuera un poco mejor, un poco más claro y con un poco más de luz.
La mejor forma de honrar su trabajo, en ese objetivo común de construir un mundo de todos y para todos, es persistir en esos valores de justicia igualitaria, solidaridad y libertad, para que esa sea la luz que siga iluminando al mundo.
Como periodista, como ciudadano, y como persona, creo que su vida fue un ejemplo de entrega comprometida por los demás. Y mi deber es difundir ese ejemplo.
"Aaron está muerto. Caminantes del mundo, perdimos a uno de nuestros sabios. Hackers por derecho, perdimos a uno de los nuestros. Padres todos, perdimos a un hijo. Lloremos." - Tim Berners-Lee, padre de internet, 12 de enero de 2013.

2 comentarios:

Kay Levin Ohlenschläger dijo...

Más información que va saliendo a la luz:
el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) espió con cámaras ocultas y sistemas electrónicos de vigilancia a Aaron. Una vigilancia continua que se suma a la persecución judicial de la que era objeto.
http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/01/21/actualidad/1358794889_883283.html

¿Por qué? ¿Por miedo?
http://actualidad.rt.com/actualidad/view/84242-aaron-swartz-perseguido-informador-wikileaks-assange

VSB dijo...

Buff Bifo construyendo una memoria a partir del suicidio... ¡qué mal!
http://madrilonia.org/2013/02/aaron-y-bartleby/#comment-45829

Publicar un comentario