13 de marzo de 2013

Cómo idear un FoodLab



La imagen del laboratorio nos coloca en lugares llenos de probetas, asépticos, centros para la experimentación científica. Las cocinas, sin embargo, son esos lugares íntimos de las casas, donde te relacionas con familiares y amigos, pero donde también se investiga con los alimentos. Al unir ambas imágenes nos podemos hacer una idea de en que consiste un FoodLab. Medialab-Prado ha invitado a tres investigadores para que compartan sus propuestas con nosotros. [streaming en directo]

Aproximación de Rebeca Ibáñez:

"La cocina es un lugar de mezcla y experimentación. En la cocina se mezclan ingredientes, se combinan variables (tiempos, cantidades, temperaturas, técnicas, velocidades, etc.) y se producen nuevas materialidades, guisos o amalgamas; las tortillas cuajan, las yemas se rompen, las masas suben, los ácidos lácticos fermentan. En las cocinas se siguen recetas o se improvisan mezclas, los alimentos se mezclan, lo crudo se transforma en lo cocinado. ¿Qué significa hacer una cocina pública (en una institución pública)?

Podríamos pensar en las cocinas como si fueran espacios paradigmáticos de creación y experimentación de conocimiento colectivo. O pensar sobre el carácter culinario del laboratorio. Antes que el laboratorio, la cocina es el lugar de la experimentación y la transformación. En el texto sugiero investigar qué podemos aprender y copiar teórica y metodológicamente sobre la creación del conocimiento en una cocina. Las recetas han sido un modelo paradigmático de lo común que, sin embargo, ha sido poco explorado como modelo teórico. No hay nada más abierto que una tortilla de patatas". [descargar pdf]

Aproximación de David Rodríguez (Tina Paterson):

"FoodLab es un proyecto relacional pleno de las gozosas razones que tiene la cocina como un espacio que conjuga lo productivo, lo placentero y lo compartido. El modo de hacer y de relacionarse con el conocimiento, más cercano, más inclusivo, donde al tramar nos sentimos más a gusto.

FoodLab pone la mesa de estas premisas y se sueña con llegar a ser verdadera cocina comunitaria al servicio de la gente que la habite. Un lugar cercano entre fogones donde construir un recurso de producción colaborativa que nos permita generar estrategias y herramientas para repensar la sitopía de los alimentos que nutren y construyen una urbe como Madrid.

FoodLab no tiene ánimo de lucro y practicará una mediación que se centrará inicialmente en el apoyo a proyectos locales que refunden nuestra relación con los alimentos. Hackear, producir y consumir nuestros propios alimentos de un modo sostenible, producir nuevas estrategias de consumo colaborativo, luchar contra el despilfarro de alimentos en las grandes comunidades, etc".

Aproximación de María Ptqk:

food.lab. Laboratorio social de comida

Por lo general, la idea de comida se aborda desde tres puntos de vista: el gastronómico, relacionado con la comida como fuente de placer y cultura; el nutricional, que conecta con la búsqueda de salud y bienestar; y el económico, vinculado con el consumo y la industria de la alimentación.

En food.lab. interesa otro punto de vista, que aglutina y atraviesa los tres anteriores: la comida como una práctica social en torno a la cual se organizan recursos y conocimientos necesarios al mantenimiento de comunidades de vida. A su vez, esto supone abordar la comida como una práctica de comunidad, una práctica de sostenibilidad y una práctica de conocimiento".

14.03.2013 17:00h
Lugar: Medialab-Prado en Nave Taller de Matadero Madrid (Paseo de la Chopera, 14 - 28045 Madrid)

http://medialab-prado.es/article/como_idear_foodlab

0 comentarios:

Publicar un comentario