21 de abril de 2013

Fútbol sin goles

Tengo el honor de mandar a mis hijos a un colegio público, cuyo equipo de fútbol (mixto) es un ejemplo de formación de ciudadanía. Les entrena un señor que, el día en que ganaron un torneo muy sonado, nos remitió este video al AMPA.

Estos chavales no saben lo que es el desaliento, porque detrás de ellos tienen a mayores de largo aliento.

Este no es el "fúrbol" del "A por ellos, oé, oé". Nada más lejos de la horda vociferante que ese grupo de amistad y camaradería, también con el contrario.

Los colores de este club no tienen bandera ni marca comercial asociada; su única patria es la portería... y la confundían con la del adversario.

Estos perdedores no viven de quimeras, glorias pasadas y triunfos por conquistar. Sus balonazos son libres, no caben en ninguna red.

Apenas sueñan con el gol que está por venir y que, como dice uno, le hará volar.

Todo un ejemplo de grandeza y de "petit equip" nada. Un equipazo. Y el del colegio Santa María (la carabela), otro.

No os perdáis el video.


0 comentarios:

Publicar un comentario