19 de junio de 2013

London Calling


Inspirados por The Clash, nos reunimos este viernes 21 en la City University para hablar de Los retos de la academia ante las políticas de comunicación y las prácticas tecnopolíticas emergentes.

Durante los años 60 y 70 del siglo XX la alianza de los campus rebeldes con los movimientos políticos y socio-culturales de entonces impulsaron cambios de gran calado en el ámbito de la comunicación. Los servicios públicos de radiotelevisión asumieron desempeñar una labor ciudadanista que los Estados de Bienestar se comprometieron a garantizar frente a la hegemonía de los Mercados. La definición profesionalista de los trabajadores de los medios  - que entendía la comunicación como “servicio público”, incluso en las empresas privadas - fraguó respuestas sindicales y deontológicas que apostaban por la autonomía de los periodistas y demás creadores culturales. En el periodismo y en la cultura popular cuajaron iniciativas y productos que hoy serían (son) calificados de subversivos.

En cambio, antes de ayer el Gobierno griego, rehén de la Troika, cerraba la radiotelevisión pública por “deficitaria”. Ayer las calles de Ankara y Sao Paulo demostraban que las cibermultitudes también disputan las plazas públicas a unas economías emergentes calificadas de exitosas. Ya no se trata de gobiernos postcoloniales corruptos (primaveras árabes) o democracias degradas y regímenes políticos sumidos en crisis institucionales y económicas (el 15M de España, el 132 mexicano, la revolución pingüina de Chile…). El mundo entero está siendo recorrido por un fantasma que casi nadie quiere reconocer: la (r)evolución germinada en una esfera pública digital cuyas promesas de (re)generación democrática están más amenazadas que nunca.

Por todo ello nos reunimos en la misma ciudad en la que Julian Assange cumple un año de exilio y confinamiento forzoso en la embajada ecuatoriana de Londres. Hace nada, comenzó el “juicio” a Bradley Manning para escarmiento de futuros “whistleblowers”. Y, desde hace unos días, recibíamos confirmación de la inmensa maquinaria de espionaje que se ha implantado en la Red. Las declaraciones de E. Snowden a The Guardian señalan que Internet amenaza nuestras libertades civiles en su raíz: la confidencialidad de nuestras comunicaciones más nimias ha sido arrasada por la ciberguerra preventiva.

Por eso, a poca distancia de la sede de The Guardian, nos reuniremos una veintena de académicos preocupados por la inanidad de las instituciones académicas para identificar, analizar y proponer respuestas a los retos que afrontamos. Podéis acceder a todas las ponencias AQUÍ.

Nos sentimos obligados a debatir en qué consiste ejercer “la ciudadanía en el entorno digital”. Nos convocamos a reivindicar la legitimidad de “ los movimientos sociales en y desde la red”. Porque  denuncian a “los medios violentando ciudadanías” y nos sitúan junto a la sociedad civil “ejerciendo ciudadanía en el entorno comunicativo”. Por último, abordaremos las “claves para el análisis de las politicas de comunicación y los procesos de regulación”; partiendo, en última instancia, de que los “retos” mencionados nos interpelan como académicos y, ante todo, como ciudadanos.

WHY ALL THIS? 'Cause: "London calling to to the faraway towns. Now war is declared and battle come down..."




Nos vemos allí y por aquí.

0 comentarios:

Publicar un comentario