10 de junio de 2013

Wikileaks for ever!

¿Quién pensaba que procesando a Manning cerraban la boca de los millones de ciudadanos que han tomado su ejemplo?
¿Quién creyó que ensalzando a Steven Jobs y Mark Zuckerberg se podía enterrar a Assange?
Acaba de estallarle al Premio Nobel de la Paz, Barack Obama, el que puede ser el escándalo que tumbe su segunda presidencia.
Lo que os anunciábamos hace tiempo tiene es ya primera plana en todo el mundo: el gobierno de EE.UU. lleva varios años accediendo a todos tus datos en la red. A falta de tiempo, este post te resume el legado vivo de Wikileaks. Atentos a los links:

No os perdáis el resumen de lo revelado hasta el momento por The Guardian y The Washington Post, en español aquí.
Ponen a Manning en el corredor de la muerte y otros muchos se ponen a la cola. Edward Snowden, es el responsable de esta última fitración. Vedle y leedle aquí: no les va ser sencillo tacharlo "de trastornado". Se trata de "uno de los suyos", les va a costar negar que es un heredero de Thoreau.
Le pone el micro, la cámara y le ordenador un periodista, Glenn Greenwald, como la copa de un pino que, en el más puro estilo Wikileaks, ofreció la cara antes para que se la partieran a él. Si solo controlas inglés escrito, aquí tienes otra entrevista transcrita en Democracy Now (¿Quién dijo que no se puede trabjar en la prensa de prestigio y en la alternativa?)

Y son sólo dos de la legión que venimos nutriendo desde hace años... y los que nos quedan.

* El Huffington Post califica de "prisionero político" al hacktivista de Chicago que supuestamente filtró los cables de Stratford a Wikileaks. Aquí tenéis un perfil del que siguió alimentando nuestra máquina de transparencia después del Cablegate: Jeremy Hammond.
* Barret Brown, periodista de Vanity Fair, The Guardian, The Onion... sufre un nivel de acoso judicial por la filtración de Stratford, tan duro que ha sido comparado con el contexto que sufrió A. Swartz antes de su muerte a inicios de este año.

Son solo dos ejemplos de como hackear los medios sin miedo ni medias tintas: haciendo periodismo de denuncia a medias entre tecnocidanos y periodistas.

Ante todo esto, ¿sabéis cuál es la opción en la que nos debatimos? Fácil:
(a) Seguimos dando nuestros datos a troche y moche a la Red, esperando a que cualquier mañana un drone (avión no tripulado) nos destroce antes de despertar.
(b) O abrimos ya los ojos, libera nuestros datos, los filtramos a quien ya sabemos (repasa este blog) y construimos una nueva vida, tan rica y larga, que no les caberá en ningún corredor de la muerte.

Alguien puede pensar que a él/ella le traen al pairo las guerras en curso o, qué demonios, la que se está librando por la democracia. Le recomiendo un visionado a Black Mirror. La primera entrega de la segunda etapa acabará por destrozarlo.

Sí, sí... la masiva recolección de tus datos te permitirá ordenar por correo tu fantasía más imposible. Sí, se hará realidad. Y vivirás con ella, escondiéndola, el resto de tus días.

4 comentarios:

VSB dijo...

Entrevista a J. Assange:
http://www.jornada.unam.mx/2013/06/11/politica/002n1pol

VSB dijo...

El debate en EE.UU. está ya en los términos de "Golpe del Ejecutivo a la Constitución":

http://www.democracynow.org/es/blog/2013/6/14/edward_snowden_y_el_programa_de_espionaje_inconstitucional_de_estados_unidos

VSB dijo...

Y aquí, La marea, enfoca ese debate en términos de "militarización de Internet", imprescindible:
http://www.lamarea.com/2013/06/15/wikileaks/

VSB dijo...

Como salir del control. Recursos a tu alcance para perder de vista, de burlar al Gran Hermano:http://prism-break.org/

Publicar un comentario