27 de noviembre de 2013

El periodismo de datos es como el punk: todo el mundo puede hacerlo

A través de Fran Barquilla y su Tipómetro.

Simon Rogers, un gurú (de los de verdad) del periodismo de datos, responsable de introducirlo en The Guardian antes de convertirse en editor de datos en Twitter, ha dado una charla en la Universidad de San Francisco donde expuso su tesis sobre cómo los datos están cambiando el periodismo.

Aquí los argumentos y principios extraídos de su presentación. Lo más relevante: esto es más viejo que la polka y es abierto y colaborativo o no vale.

1. El periodismo de datos no es nuevo. Y para ello pone como ejemplo una página de The Guardian, publicada en mayo de 1821, que contenía una gran cantidad de datos de las escuelas de Manchester. El diario daba a entender entonces que “como no sepas lo que pasa, no puedes cambiar las cosas”.

2. El periodismo de datos se está convirtiendo en una norma, en una forma de hacer el trabajo. ¿Por qué? Basta un ejemplo (aunque lejano): en el Texas Tribune norteamericano el 60% de páginas vistas son de contenido realizado con los datos.

3. La curación (o gestión de contenidos, como nos gusta en este blog) es muy importante. ¿Un ejemplo? Si creas una tabla con el medallero de los juegos olímpicos basada solo en los datos oficiales de oros, platas y bronces no es lo mismo que si en esa tabla introduces variables que tengan en cuenta la población o el PIB con la relación de logros deportivos.

4. Crowdsourcing. Las comunidades masivas de profesionales es una excelente manera de lidiar con ingentes cantidades de datos. En el periodismo de datos, más si cabe, se hace muy necesaria la colaboración entre colegas.

5. El periodismo de datos funciona sólo si es abierto. Ésta idea liga con la anterior: menos espíritu competitivo y más colaborativo. Y no solo hay que abrirse a los profesionales de los medios: el papel de los piratas informáticos, que han creado el mejor contenido y con mayor rapidez que los medios de comunicación tradicionales, es fundamental y ha quedado de manifiesto durante las elecciones en Nueva York, Argentina o Francia. “No se trata de ser mejor que el otro, sino de integrar el consejo de otro“, dice Rogers.
detalle de la presentación

6. Hay muchas herramientas sencillas y gratuitas para crear el contenido con los datos, sin ser un programador experimentado (aunque ayuda). Y el diseño es importante.

7. El periodismo de datos es la nueva forma de presentar un reportaje corto. Los periódicos deberían apostar por rescatar pequeñas historias que se pueden contar en una visualización, como por ejemplo la concentración geográfica de cualquier hecho llamativo en una ciudad o región.

8. Una forma de contar historias. No hay que dejar pasar esta idea: no hay que hacer periodismo basado en estadísticas, es comparar y contextualizar determinado juego de números con la historia que cuentan.

9. El proceso para extraer noticias de los datos te hará sudar. El data journalism se basa principalmente en exprimir ingentes cantidades de datos en busca de una historia interesante. El camino hasta lograrla consumirá el 80% de tu esfuerzo, mientras que el 20% restante se reparte entre encontrar una idea brillante y darle salida.

10. Lo importante es lo que cuentas. Nunca hay que perder de vista que lo que todo periodista persigue es contar qué está pasando.

Y, como regalo de ProPolis, una magnífica presentación TED del tal  Simon Rogers: "Todo el mundo puede hacerlo. El periodismo de datos es el nuevo punk": AQUÍ. ¡Con The Clash de banda sonora! Y un mensaje final "People can do anything" (Joe Strummer).

0 comentarios:

Publicar un comentario