3 de febrero de 2014

Código Abierto: Entrevista a Frank La Rue

Hemos abierto un blog del Máster CCCD en el diario Público. Aquí publicamos la transcripción íntegra de nuestra primera entrevista. Así hacemos realidad la propuesta de un periodismo (de código) libre, que propugna el próximo libro de V. Sampedro, con el mismo nombre que el blog: El cuarto poder en red

ProPolis seguirá siendo n/vuestra colmena. Este es un aguijón y un pildorazo en toda regla. Os entregamos las transcripciones completas de nuestra entrevista. Para que hagáis con ellas, aquello a lo que tenéis pleno derecho: contrastar si las hemos tergiversado, trocearlas y remezclarlas en vuestros textos. A cambio solo pedimos que nos citéis y no os lucréis con nuestro trabajo. Nuestra única retribución en Público es esa: que nos reconozcáis y uséis. Ahí va un intento pionero de periodismo de código abierto en España, que no en español (La silla vacía).


CÓDIGO ENTREVISTA FRANK LA RUE: AUDIO


 

 


  TRANSCRIPCIÓN ÍNTEGRA

1 - ¿Qué opina del “cuarto poder en red”? Refiriéndonos a lo que describía Benkler en las actas secretas del juicio a Manning como el “conjunto de prácticas y modelos de organización tecnológica que juntos desempeñan el papel que en el siglo XX asociábamos con la Prensa: proporcionar un control público del gobierno”. 

 El internet y las redes de comunicación electrónica han venido a modificar totalmente el sistema de comunicación. Primero porque practicar el periodismo y la comunicación era un problema de distribución de los medios escritos, a cuánta gente le llegaba y aún en las telecomunicaciones el problema era a quiénes podían llegar las radiofrecuencias. En mis informes de 2010 planteo que internet trajo una forma interactiva de comunicación. Hasta ahora teníamos un emisor para múltiples receptores pero internet rompe ese sistema y ahora hay un millón de personas receptoras que pueden en tiempo real comunicarse entre sí y con el emisor y entablar una conversación. Es este factor el que lo modificó totalmente. En segundo lugar, internet ha roto fronteras, que viene en relación con problemas legales ligados a la seguridad, vigilancia y privacidad en la comunicación. Está de por medio el tema de la jurisdicción. Hay Estados que dicen: “yo protejo los derechos de mis ciudadanos en mi territorio, pero lo que pase afuera no es problema mío”, y por eso se dan casos de monitoreo por partes de agentes extranjeros, incluso a figuras públicas. Esto tiene que resolverse. Pero hoy tenemos un sistema muy libre de comunicación y no creo que sea posible regular internet como se han regulado otras comunicaciones y no creo que debamos intentarlo. Ya tenemos miles de blogueros presos por expresar su opinión y por eso creo que el poder de internet es tan grande que hay tentación de poderes autoritarios que quieren silenciar esto, como el firewall que existe en China. Pero sí creo que debe mantenerse lo que el sistema interamericano plantea en su artículo 13: no debe haber limitaciones previas a la libertad de expresión sino responsabilidad ulterior. Si alguien abusa de la comunicación, comete un delito, incitación al genocidio, al odio, terrorismo, etc. ahí puede haber mecanismos de control a posteriori, pero nunca los limitaría a priori. Además creo que imposible. Va tan rápido que ningún Estado va a poder controlarlo. De hecho, creo que el tema de privacidad y vigilancia se dio precisamente porque la tecnología caminó más rápido que la legislación.

2- ¿Considera que internet puede ser un catalizador, una plataforma para que ciudadanos y periodistas puedan organizarse y observar al poder gubernativo?

¡Lo es! Es un catalizador del poder. Las experiencias de Túnez y Egipto son claros ejemplos. No digo que había un plan de transición, y aún la transición en estos países es absolutamente incierta. Pero lo que sí es cierto es que sin tener un movimiento organizado la población civil, en general y especialmente la gente joven, pudo derrocar dos dictaduras de más de 30 años. ¡Me parece que es monumental! Esto es hacer incidencia política. Internet lo que rompe es el silencio y el aislamiento. Yo vengo de un país de Centroamérica que sufrió un terrible genocidio y atrocidades en los años 80, y nos tardábamos días en enterarnos de las cosas en el interior. Hoy nos enteramos en el mismo día en la ciudad capital y además el mundo entero. El poder de la comunicación hoy permite las movilizaciones masivas de personas. Entonces sí permite el control del poder estatal y además aumenta la transparencia, es una forma de hacer investigación, de controlar las cuentas del Estado, de ver la ejecución de los fondos y de hacer denuncias de corrupción. Por eso soy un ferviente creyente de que el internet es un paso obligado hoy para la ciudadanía.

3 - ¿Qué opinión le merece Edward Snowden? Dice no volver a Estados Unidos por el marco legal que se le aplicaría allí. ¿Y por qué cree que no logró asilo en ninguna de las 20 democracias a las que se lo solicitó?

Esa no es una pregunta de libertad de expresión sino una pregunta política, pero igual te la contesto. Hay dos temas de los cuales yo ya me he pronunciado: uno fue Assange, de WikiLeaks, y el otro es Snowden. Mi último informe para la Asamblea General fue sobre el derecho a la verdad desde la libertad de expresión, planteando el acceso a la información pública como fundamental. Era completar el círculo: el derecho a la verdad es un tema viejo. Especialmente en América Latina se ha trabajado mucho, pero es un tema mundial. Naciones Unidas tiene un día, el 23 de marzo, dedicado al derecho a la verdad. Y lo que yo agregué es que creo que toda documentación que tenga el Estado que permita establecer la verdad de las violaciones de derechos debe necesariamente ser de acceso público y bajo ninguna circunstancia se puede prohibir. Ni de seguridad nacional, ni de prescripción, ni de temporalidad, ni ninguna otra excusa que los Estados tienen. Porque las violaciones de derechos humanos no tienen justificación. Por eso toda funcionaria o funcionario tiene la obligación de preservar y entregar la información relativa a violación de derechos humanos. No es una potestad de “si quiero lo hago” o consultar con el superior. Es su obligación y una responsabilidad intrínseca de cualquier cargo pública, y quien lo hace voluntariamente no incurre en responsabilidad penal. En ese sentido, para mi Snowden no ha cometido un delito, sino que hizo pública lo que era una violación masiva al derecho a la privacidad, y esto es una violación de los derechos humanos.

4 – De hecho, dos días antes de la publicación de los documentos de Snowden (junio 2013), usted publicaba un informe para la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los DDHH en el que criticaba la vigilancia de Estado y la monitorización ilegal de las comunicaciones. Vistas las consecuencias del caso, ¿qué le parece la situación actual?

Me alegra ver que mi informe ha sido bien recibido por todo el mundo. En parte porque fue anterior, y nadie puede decir que me estaba aprovechando del escándalo. Incluso me han invitado de Estados Unidos, del Departamento de Estado, a tener diálogos amistosos con ellos, sin ningún problema. Ahora he estado en Brasil dos veces, con los asesores de la presidenta Rousseff. Con Alemania hemos estado en diálogo. Es decir, los países más implicados y mencionados. De hecho hay un foro de expertos en el Consejo de Derechos Humanos que va a tratar este tema, al que me han invitado a participar. Y hay una serie de eventos, incluyendo el Foro Mundial de Internet, que hace la presidenta de Brasil en Río de Janeiro a finales de abril, al que también me han invitado. Entonces yo creo que la consecuencia fue positiva, un poco escandaloso el tema pero provocó reflexión en el mundo y eso me alegra mucho.

5 – Ayer mismo Obama anunciaba una serie de medidas para evitar el espionaje masivo. ¿Qué le parecen? ¿No harían falta compromisos concretos de transparencia del tribunal encargado de ordenar las escuchas? ¿No son necesarias dimisiones o renuncias ante la gravedad de las denuncias?

Está claro que quien tiene la tecnología para hacer esto es Estados Unidos. Que el presidente Obama se tomara la molestia de decir “mire, me parece que nos excedimos y hay que enmendar” me parece que es un paso muy positivo. No todo el tiempo uno ve a un presidente de EE.UU. enmendando un error y corrigiendo una actitud. Yo lo vería desde un punto de vista positivo y felicitaría al presidente Obama. Es importante regularlo, lo digo en mi informe: no estoy en contra de la vigilancia, pero la seguridad nacional no solo protege a los individuos sino también a las instituciones y a la democracia como sistema. Para que una seguridad nacional sea democrática y nos proteja a todos, la misma seguridad tiene que ser democrática: tiene que tener mecanismos de justicia y de vigilancia, debe ser autorizada por un juez y supervisada por el Parlamento. Ellos tienen un tribunal especial pero obviamente fue superado por el volumen de trabajo. Creo que estamos a tiempo de enmendar los procedimientos. Si hay indicios severos de problemas de seguridad nacional y de la posibilidad de un ataque, entonces sí es legítimo pero con un control judicial.

6 – Usted habla del derecho a internet en el informe publicado en junio de 2011. ¿Cómo se hace efectiva la relación entre este derecho y la Declaración Universal de los Derechos Humanos? ¿Cómo se puede garantizar que este derecho se cumpla?

Muchos me preguntan si he llegado a calificar el derecho a internet como un derecho en sí mismo, y lo digo en mi informe: yo no digo que el acceso a internet sea un derecho, el derecho sigue siendo la libertad de expresión. Pero si el instrumento más importante para ejercer esa libertad es internet, tener acceso a internet es un requisito para ejercer la libertad de expresión. La analogía que uso es como el tener acceso a un libro para ejercer el derecho a la educación. Ahora con internet ya ni libros va a haber, pero antes uno hablaba de ir a la escuela y tener acceso a libros para poder estudiar. Aquí es lo mismo: cuando yo planteé el tema en Ginebrá a todo el mundo le extrañó, porque en Europa esto no era tema. En Finladia, el más desarrollado, tiene un 99% de conectividad; Suecia tiene un 95% y el 5% restante es porque están en el Círculo Artico. No sé las estadísticas de España, pero en Europa en general hay un buen nivel. De hecho creo que el más retrasado es Italia por políticas equivocadas de Berlusconi. Si uno habla de internet en el mundo, esta situación no refleja la realidad. El acceso tiene que dividirse en dos: acceso a contenidos, sin censura, y acceso a conectividad, infraestructura y equipos. Cuando hice mi informe, los dos ejemplos opuestos eran: China, por un lado, con 375 millones de usuarios, el más conectado del mundo en números totales (y un 30% de la población con acceso, que no está mal para un país en vías de desarrollo), pero con un control del contenido, y ahí lo que no se garantizaba es el contenido sin censura; la India, al revés, es una mega-potencia en tecnología comunicación y de la investigación, y sin embargo solo tiene un 10% de la población conectada, que es poquísimo. Y eso que yo hice investigaciones en África y América Latina. Y estamos haciendo hoy una investigación con la Fundación Ford para ver cómo esta la conectividad en el mundo. Mi planteamiento es que internet debe ser de acceso gratuito con Wifi en el mundo entero. Así debería ser, subsidiado. En todo el mundo, por ejemplo, se subsidia el transporte urbano para que la gente use el transporte en colectivo, o se subsidia la luz eléctrica para los sectores más pobres. Pues si hace falta un subsidio para la conectividad en internet, es un elemento tan necesario, no solo para la libertad de expresión, sino para el acceso a la información, para el derecho a la educación, para el derecho a la libre asociación, para el derecho al desarrollo, a la expresión de multiculturalidad y la diversidad... que yo creo que los Estados en el mundo deben garantizar el acceso a los sectores más pobres y más retirados. No necesariamente de forma individual: en África estuvimos viendo experiencias de algunos países que crean centros comunales de acceso a internet, como bibliotecas públicas. Recomendaría ver el proyecto más lindo que me he encontrado, en Uruguay, que se llama Ceibal. Uruguay hizo de cada escuela pública un servidor de Wifi a 400 metros a la redonda, por lo que sirve a las niñas y niños y también a la comunidad. Todo el país tiene gratuito el Wifi. Además a todos los niños están dándole un portátil, que les cambian tres veces, y llegaron al 95% de niños y niñas cubiertos. Había discusión sobre si iba a ser un fracaso y los niños lo cuidan más que a sus juguetes. Ha sido un absoluto éxito. Con eso además metieron una biblioteca electrónica de 2.600 libros en cada escuela, la misma en todo el país, y aumentando. Entonces los niños pueden llevar en la memoria de su computadora libros que pueden estar leyendo en su casa constantemente, aunque no haya luz o se vaya la conexión. ¡Esto es hacer accesible internet! Si Uruguay logra mantener esto va a tener el nivel educativo más alto de América Latina. La crítica que me hacen, y yo entiendo, es que Uruguay es un país grande, plano, que no hay montañas, y con menos de 3,5 millones de habitantes, menos que la ciudad de Madrid. Pues sí, pero realmente es producto de la voluntad política de los gobiernos.

7 – Ese es el caso más positivo, pero el caso contrario es en el que se sufre el bloqueo: por ejemplo el de China, o las revueltas egipcias como sucedió cuando el régimen de Mubarak bloqueó internet, ¿qué pueden hacer los actores internacionales para garantizar ese derecho?

En Turquía trataron de bloquear Youtube y la gente lo dio la vuelta. Yo creo que la tecnología va a ser muy difícil de parar, que un gobierno pueda decir: no lo vamos a permitir. Además con el problema agregado de que el gobierno que lo haga se aísla del mundo. Hoy internet no solo es un tema de comunicación y expresión, es un tema de desarrollo, por lo que un país no puede darse el lujo de aislarse del mundo.

8 – Volviendo a Estados Unidos y restringen la protección a los periodistas allí, WikiLeaks es considerada una plataforma ilegal. ¿Cómo se asegura el derecho a la expresión mediante ese tipo de plataformas?

WikiLeaks para mí es legal, recuerda que dije que todo el que libere informaciones sobre violaciones de derechos. Aunque no creo que el caso de Manning sea igual. El caso de Assange no debe haber responsabilidad penal para el intermediario. No es válido cuestionarlo, salvo que ponga en peligro a alguien en su seguridad, pero ese no fue el caso: ellos se esmeraron en verificar con los periódicos que le apoyaron que no ponía a nadie en peligro. La publicación que hizo WikiLeaks fue muy embarazosa, un tremendo escándalo, pero no fue un problema de seguridad para ninguna persona. Para mí esa publicación fue legítima y no debiera haber ninguna persecución penal.

9 – En cuanto a la persecución por parte del Estado, en el caso de la libertad de expresión en España, hay un proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana en el que se incluyen multas de 30.000 a 600.000 euros por convocar o apoyar manifestaciones, que acaben siendo peligrosas, mediante las redes sociales.

Eso es una tontera, porque el derecho a la manifestación pacífica esta determinado por la intención original de quienes convocan. La manifestación o la protesta pacífica es parte de la libertad de expresión, porque es la forma en que un pueblo expresa su descontento con políticas públicas o con un funcionario. Entonces, convocar a una marcha o a una manifestación, si se convocó con el afán pacífico de que sirviera para una expresión de esa voluntad, es perfectamente legítimo. Si en el transcurso de la marcha se genera violencia, no necesariamente es culpa de los convocantes: a veces pueden ser provocadores de afuera, a veces es la misma fuerza pública, a veces es el exceso de fuerza por parte de la autoridad. En conclusión, yo creo que lo que hay que analizar es con qué propósito se convocó. Si una marcha desde el principio se convoca con fines violentos, es ilegal. Pero si desde un principio se convoca con fines pacíficos, no.

10 – La última pregunta es sobre transparencia. ¿Cuál es su opinión sobre la importancia de las leyes de transparencia? ¿Sabe que en España se acaba de aprobar una que deja fuera a la Casa Real y a la Iglesia?

Yo creo que la transparencia es responsabilidad de todos y de todas en un país, y no puede haber nadie exceptuado. Nosotros no podemos pedir que nadie tire la primera piedra mientras algunos pueden esconder la mano, eso es absurdo. No debe haber excepciones. Aún más: genera desconfianza cuando se generan excepciones que no tienen explicación. Vale. Pues muchas gracias por todo. Encantado.

0 comentarios:

Publicar un comentario