9 de septiembre de 2014

Los heavies de la Gran Vía y el Palacio de la Música



No está de más recordarle a la gente el valor del patrimonio arquitectónico de la ciudad de Madrid. Sobre todo frente a la ignorancia o pasotismo de los ciudadanos, los manejos y sinvergonzonerías de los especuladores, y lo más grave, la absoluta desfachatez de unos gobernantes que cambian las leyes y se posicionan a favor de convertir el Palacio de la Música en una tienda de ropa: (http://vozpopuli.com/actualidad/41398-botella-dejaria-convertir-el-palacio-de-la-musica-en-un-mango-aun-siendo-declarado-bien-de-interes-cultural).

No se trata solo de salvar una fachada bonita, se trata de que esta ciudad no la construyan los especuladores en exclusividad. En Madrid hay más voces, más sectores económicos, más ciudadanos que los cuatro amiguetes de estos políticos de media suela.

Desde aquí, mi enhorabuena por su labor a las asociaciones en defensa del patrimonio y los autores de esta y otras campañas similares y tan necesarias.


D.

0 comentarios:

Publicar un comentario